Sin categoría

Construir

Estamos en un momento en el que las viejas formas de entender la sociedad y su desarrollo tocan a su fin. La ciudadanía debe abandonar de una vez por todas su posición cómoda como receptor de la política y dar un paso al frente para poner sobre la mesa sus propuestas y participar activamente en la sociedad. Ya no vale con dejar que otros lo hagan por tí, esos otros han demostrado que todo lo hacen en su beneficio propio. Los tiempos de colocar el voto en la urna para ver si “mamá” o “papá” te gobiernan se han acabado, ya hemos pasado a la madurez y debemos asumir nuestro rol con la responsabilidad que corresponde.

Podemos surgió gracias al compromiso de muchas personas que decidimos que podíamos tomar las riendas y dejar de ser meros espectadores. Pero Podemos no es un milagro, no nos va a salvar ni nos va a traer un mundo maravilloso en el que seamos felices para siempre. Podemos lo que trae es trabajo y de eso hay mucho. La descomposición a la que nos ha llevado el sistema en el que nos encontramos nos pone en una situación de sentar las bases de un nuevo modelo, de buscar ese botón que reinicie y renueve el sistema. Va a ser muy difícil y toda la ayuda será bien recibida.

Yo pertenezco al Círculo de Cultura, uno de los círculos sectoriales de Podemos que nace apenas unos meses con la intención de trabajar un nuevo concepto de cultura alejado completamente de los parámetros incrustados en nuestra sociedad por los poderes económicos. Nuestro punto de partida fue recuperar la cultura como derecho para la ciudadanía, en ello estamos trabajando. En estos meses han salido propuestas que se están organizando a la hora de elaborar un programa que renueve el panorama cultural. Que la cultura deje de ser un hobbie o una moneda de cambio, que todos podamos disfrutar de ella y que las personas implicadas en su labor reciban un reconocimiento que les permita vivir con dignidad. Este proceso está siendo abierto y participativo, todo aquél que ha decidido estar ahí está, aportando aquello que puede y que sabe. Profesionales de todos los campos de la cultura, aficionados y espectadores, todos son bien recibidos, la condición es trabajar para ello. Todos los que estamos comprometidos con este proceso sabemos perfectamente lo que nos implica, hay que empezar casi desde cero y tenemos que escuchar todas las voces posibles, ningún comentario puede caer en saco roto, todo es útil siempre y cuando esté enfocado de una forma constructiva.

Por eso, cuando veo artículos como éste, me demuestra que hay personas que todavía piensan que sentándose a esperar a que los demás hagan las cosas, éstas se arreglan. Personas que están esperando que llegue el gran milagro y que devore las estructuras pasadas, fallidas y corruptas y saque de la nada un nuevo proyecto ilusionante. Para mí el proyecto ilusionante es pensar que estoy aportando algo a esta iniciativa y que lo estoy construyendo con un grupo de personas que comparten conmigo esa ilusión.

La persona que ha escrito este artículo no se da cuenta que las ideas y los programas no salen de la nada, que Podemos surgió hace menos de un año y ya se le está exigiendo como al resto de los partidos. Nadie previó su éxito y eso ha supuesto un trabajo más duro, pero que no dude el autor del artículo que ese trabajo se está haciendo. No se puede utilizar para hacer una crítica la parte de cultura del programa para el Parlamento Europeo (dándolo como el programa del partido), ya que fue un programa de mínimos realizado para ese momento concreto. Las ideas sobre cultura de Podemos están en una fase de debate y consenso, en un proceso de consolidación. El autor del blog cita varios artículos online como fuente de sus comentarios y justo no cita esta entrevista que hice yo y que, si la lee, a lo mejor le queda más claro el concepto de cultura sobre el que se está trabajando (no nos olvidemos, estamos en un proceso, lo definitivo se sabrá en el momento que corresponda, que va a ser breve). Tampoco se refiere a los streaming y actas publicadas y disponibles en el Facebook del Círculo, demostración de nuestra total transparencia en todo lo que hacemos.

Nuestra puerta está abierta a todo el mundo que quiera participar con la única condición de que venga a construir un proyecto. Yo invito a esta persona que ha escrito este artículo que lo haga, que se acerque, necesitamos mucha gente en el proceso de trabajo. Lo que no necesitamos son críticas que traten de destruir. Que nos estamos equivocando, pues ven y dilo, cuéntanos tu visión y aportanos tu idea. Podemos no es el milagro, no es la solución, ni es la panacea, es lo que nosotros queramos construir y hay que estar dispuesto a comprometerse con ello.

Estándar